Seleccionar página

Autores

Damián Campanario
Damián nace en Barcelona en 1976. Trabajó activamente de educador, hasta que en 2010 comenzó su carrera como escritor de cómics en un libro colectivo para Norma. La obra “Blechkoller” marca su primera colaboración con el fantástico artista Javier Hernández. Posteriormente, junto a Álex Fuentes, publicará “GenPet”, actualmente editado en España, Francia, USA y, próximamente, en Italia. Acaba de publicar “Killmaster” (Francia y España).
Daniel Picouly
Cuando era pequeño le dijo muy serio a su madre que quería ser campeón del mundo de fútbol, de boxeo, de canicas, de caza de renacuajos, de peonza… Pero como no ha conseguido ser campeón del mundo de todas estas cosas, escribe historias sobre… ¡todas estas cosas!
David Etien
Nace en 1981 en los suburbios de París, donde aún vive. Siempre quiso expresarse a través de los cómics. Después de estudiar en escuelas de arte parisinas, ingresó a la escuela de animación Gobelins en 2002. Mientras estudiaba, firmó su primera serie, “Chito Grant” y continuará con “Los cuatro de Baker Street”. En 2015 se hizo cargo de “The Quest for the Bird of Time” (Dargaud), de Serge Le Tendre y Régis Loisel.
Diego G. Reinfeld
Nació en un valle lluvioso habitado por vampiros, brujas y otras criaturas. O tal vez no. Quizás todo eran invenciones, cuentos, palabras encadenadas que hacían despegar la imaginación. Es posible que su trabajo como narrador, escritor o guionista no sea más que un intento de traer a todas estas criaturas a la vida, o acaso de espantarlas de vuelta a aquel valle. Nunca lo sabremos. Mientras tanto, nos quedan sus cuentos para pasar el rato.
Dilraj Mann
Artista e ilustrador con sede en Lewes, Reino Unido. Su obra artística está inspirada, en gran parte, por las imágenes de los locales más sórdidos, inesperados y, a menudo, curiosos de las calles de Londres. Es el creador de “Stroke y Queue zines” y ha aparecido en las antologías de “Kus”, entre muchas otras obras colectivas. Se le conoce en España por su incursión en castellano con su obra corta “La Cola” y ya era hora que le viéramos por aquí de nuevo.